Diagnostico e Intervención de Clima Organizacional

El Diagnostico del Clima Organizacional se refiere a las percepciones compartidas por los miembros de la organización, o de los grupos que la constituyen, a través de diferentes variables situacionales en un contexto determinado dentro del ambiente de trabajo. El clima organizacional influye en las variables afectando la interacción entre características personales y organizacionales de sus miembros en el ámbito laboral, incidiendo directamente en el desempeño, afectando en el rendimiento, las motivaciones y satisfacción de los trabajadores, las relaciones, el nivel de compromiso reciproco entre empresa y su capital humano, calidad de vida laboral, etc.

Algunas empresas recurren a la evaluación del clima organizacional, al observar ciertos patrones que resultan preocupantes para la organización: accidentes laborales, ausentismo, rotación, baja producción, dificultad en la calidad de atención y servicio a clientes, presencia de conflictos etc.

Es por esto que la realización del análisis o medición del clima organizacional resulta ser indispensable en la planificación estratégica de las organizaciones de salud, puesto que permite gestionar mejoras en la organización, en la motivación de los empleados, identificación de puntos críticos, establecer planes de acción para mejoras participativas con los funcionarios, todo con el objetivo de alcanzar un aumento de productividad, sin perder de vista el recurso humano. El diagnostico de clima organizacional implica la utilización de metodologías mixtas tanto a nivel de uso de Cuestionarios estandarizados hasta entrevistas y grupos focales, con el propósito de puntualizar y detallar claramente las problemáticas que pueden requerir atención y mejora.

La intervención del Clima Organizacional, pasa necesariamente por un diagnostico acabado, ya que posterior a este se pueden implementar estrategias de desarrollo o alineamiento de las áreas afectadas en su clima de trabajo, modificando estilos de liderazgo, formas de entrega de información, utilización de canales de comunicación, aspectos motivacionales de los trabajadores, compromiso con la organización, desarrollo de equipos de trabajo, mejora de indicadores de recursos humanos, eficacia de las actividades de capacitación, ergonomía, condiciones físicas de trabajo, mejora de la Calidad de Vida del trabajador y de los equipos que componen la organización.